Morbo y discriminación ante el coronavirus

Tal como pasa con la pandemia del VIH, a muchas personas con coronavirus, ahora les llama “apestados” y en casos de haber superado su condición de salud, siguen apartándolos de sus casas.

Escribe: Marlon Castillo Castro – Conexión Vida. 

Lima, Perú.- Con mayor rapidéz que los casos reportados por coronavirus en el Perú, los videos, fotos, audios y hasta lista de nombres de posibles personas que han contraído el COVID-19, se transmiten en segundos entre miles de celulares por sistemas de comunicación por chat o posteado en redes sociales. 

Tras el primer caso presentado en el Perú (viernes 6 de marzo), el pánico y morbo se apoderó de muchos sobretodo, por conocer de quien se trataba, donde trabajaba, vivía, etc. Nadie quería respirar cerca del mal llamado “paciente cero”, probablemente ante un legítimo temor de no contagiarse, pero mezclado muy a menudo, con las ansias de conocer más allá de lo que se debe conocer.  

La Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANPD) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) dio recomendaciones para evitar que se vaya a afectar la privacidad de las personas con coronavirus.

Recordó que compartir información sobre la salud de una persona, identificándola sin su consentimiento, es una infracción a la Ley N°29733, Ley de Protección de Datos Personales, que puede ser sancionada con una multa de entre 21,500 y 215,000 soles.

Advirtió que el COVID-19, además de ser un problema de salud pública, también puede traer algún daño moral y psicológico al revelar información personal como nombre, dirección, fotografía, historial clínico, a través de los medios de comunicación o redes sociales, sin consentimiento del paciente o usuario de servicios de salud.

Discriminadas en Piura 

La primera alerta de caso de discriminación a personas con coronavirus se ha presentado en Piura, una de las regiones con mayor casos de detenidos por no respetar la cuarentena y el toque de queda.

Se trata de dos hermanas que  estuvieron hospitalizadas en la unidad de aislamiento frente al hospital Santa Rosa de Piura y han superado al coronavirus.

Sin embargo, las buenas noticias de su cura, no les permite tener una vida como antes, ya que ahora mismo ellas enfrentan el estigma y discriminación de haber tenido el COVID-19

“La buena noticia es que las dos mujeres están en situación de alta, no tienen ninguna dificultad médica, pero nos preocupa mucho el prejuicio de algún sector de la población, quienes no quieren su regreso. Esto, no puede ser”, dijo Servando García Correa, gobernador regional de Piura al diario La República.

Se conoció que las mujeres, fueron amenazadas e insultadas, por lo que no sabían donde vivir al ser dadas de alta. 

El rol de los medios de comunicación

Lo cierto es que en regiones la situación se descontrola, ya que los mismos periodistas preguntan datos personales a las autoridades sobre las personas con coronavirus. ¿Dónde vive?, ¿rasgos físicos? entre otras consultas hacen los comunicadores durante las ruedas de prensa. 

Los periodistas y medios argumentan que, hay que advertir a las personas que tuvieron contacto con los pacientes o a las personas que viven cerca para evitar más contagios. Una tarea que no es competencia de los medios, sino de las autoridades sanitarias, quienes tienen un protocolo para hacer las pruebas a los contactos. 

La ANPD sostine que se debe proteger la identidad del paciente, limitando el acceso público a dicha información. Asimismo, asegurar que la información confidencial no sea divulgada para mantener la confianza médico–paciente, incluso después de finalizada la relación profesional.

Subrayó que los establecimientos de salud deben implementar las medidas de seguridad necesarias para que los datos de los pacientes no lleguen a personas no autorizadas. La única institución oficial autorizada de brindar informar sobre los casos confirmados, es el Ministerio de Salud.

Diario contra el morbo 

Pese a las advertencias, muchas veces los que filtran los videos es el personal de salud, como lo que ocurre en La Libertad, donde se han viralizado varios videos de un paciente con coronavirus y problemas respiratorios.

Ante esta situación, el diario La Industria de Trujillo empezó una campaña en la que anuncian van a bloquear de sus redes a toda persona que comparte videos de personas con coronavirus.

“Hay hogares liberteños a los que les ha toca convivir con una enfermedad que, en vez de sacar lo mejor de cada uno de nosotros, ha despertado morbo e insensibilidad maquillados en necesidad de información… Este comportamiento es un delito que no te protege a ti ni a tu familia. Por ello, no aceptaremos, en nuestras publicaciones, comentarios que vulneren la identidad de pacientes con Covid-19 o de sus familias”, se lee en su comunicado. 

Ni apestados ni virus chino 

Los medios de comunicación, redes sociales y líderes de opinión, alimentan el estigma y discriminación en lugar de generar calma e informar adecuadamente sobre la pandemia.

“Hay que tener mucha fe, vitaminarse, lavarse mucho las manos y tener mucha fe sobre todo y encomendarse a que justo no llega un apestado a saludarte de mano o querer darte un beso”, dijo la cantante Amanda Miguel en el aeropuerto de México, lo que desató una serie de críticas y la obligó a pedir disculpas.

En la política, el presidente de EE.UU., Donald Trump, hace unos días anunció que dejará de referirse al coronavirus como “el virus chino”, una costumbre que le ha generado acusaciones de xenofobia y críticas por no reflejar adecuadamente la naturaleza global de la pandemia.

Foto: Difusión

La Organización Mundial de la Salud (OMS), cuestionó a la autoridad indicando que “este virus no tiene fronteras” y que “es importante ser cuidadosos con el lenguaje” y no relacionarlo “con una etnia” o nacionalidad en concreto.

Por esta razón, ONUSIDA instó a los países a adoptar un enfoque basado en los derechos humanos frente a la pandemia, en la que sitúe a las comunidades en el centro, y respete los derechos y la dignidad de todas las personas.

“Las respuestas que logran el éxito en las epidemias mundiales son siempre las que se basan en el respeto a los derechos humanos y el liderazgo de las comunidades”, insiste Winnie Byanyima, Directora Ejecutiva de ONUSIDA.

Los ciudadanos y ciudadanas que requieran más información sobre cómo proteger sus datos personales, pueden comunicarse al correo electrónico protegetusdatos@minjus.gob.pe y a la línea gratuita de consultas telefónicas: 2048020, anexo 1030.

 

1 COMENTARIO

  1. jajaja gente con mente cuadriculada, con la misma razon que se han relegado los derechos al libre transito por una cuestion de emergencia ante el virus, en los paises asiaticos como corea y singapur han ido mas alla y tambien han relegado el derecho a la privacidad ante la crisis, han creado APPs para el celular que rastrea todos los contactos que ha tenido un persona infectada y tambien envian alertas al celular para SABER si tu VECINO ESTA INFECTADO!!! y han sido POLITICAS DE EXITO!!!! no como los inutiles de la ONU que piden ocultar la informacion jajaj gente sin sentido comun por eso el mundo esta infectado.

Agregue un comentario a Jorge Peña Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here