Tres regiones golpeadas por dengue no se equiparon pese a tener presupuesto para tratar con epidemia

Durante los 90 días de emergencia sanitaria por dengue –febrero a mayo– los laboratorios referenciales de Loreto, San Martín y Madre de Dios se dieron el lujo de apenas comprar 50% de insumos recomendado por el INS y, en algunos casos, apenas gastaron el 17% de la transferencia financiera.

Escribe: Renato Arana Conde / Conexión Vida

En momentos en los que se reporta en el país un total de 26 mil 543 casos notificados de dengue, los laboratorios de referencia regionales de Loreto, Madre de Dios y San Martín –donde se envían todas las muestras de posibles infectados por dengue– no se equiparon al 100% durante los 90 días de emergencia epidemiológica por esta enfermedad.

¿Falta de presupuesto? No, pues, dos días después del inicio de la declaratoria sanitaria por dengue, el 10 de febrero, se autorizó la transferencia financiera –mediante Resolución Ministerial N° 052-2020-MINSA– para gastos operativos y gastos de bienes y servicios, como parte del plan de acción contra la epidemia.

A Loreto le correspondió 1 millón 749 mil 876 soles; Madre de Dios, 1 millón 184 mil 147 soles; y San Martín, 1 millón 347 mil 406 soles, por ser tres de las regiones que concentran buen número de afectados.

Sin embargo, a mediados de mayo, sendas inspecciones de la Contraloría General de la República a los laboratorios de referencia de estas tres regiones demostraron que ninguno siguió las recomendaciones del Instituto Nacional de Salud (INS) en su informe técnico sobre las cantidades de bienes, materiales e insumos necesarios a comprar para tratar con las muestras provenientes de diferentes puntos de cada una de sus regiones.

De este modo, no hay manera de garantizar la continuidad del proceso de lucha contra el dengue en el oriente del país.

No compraron siquiera alcohol

Por ejemplo, en el laboratorio de referencia de San Martín no se compró ningún par de guantes de nitrilo, cuando lo recomendado era adquirir 30 cajas. Ni 250 agujas de PCR ni 50 tubos de propileno. Tampoco se preocuparon en equiparse con 4 kits de extracción de ARN viral y, apenas, se abastecieron de la mitad de micropipetas, respecto a lo recomendado por el INS. Solo ejecutaron el 17.2% de su presupuesto.

Inspección en laboratorio de Loreto: Cantidades que se recomendaba comprar (azul) y las que apenas se adquirió (rojo)

Similar situación se presentó en el laboratorio de Loreto, donde se gastó el 86.7% del presupuesto: no se compró ni los 10 litros de alcohol de 70 grados ni algodón y papel aluminio, tal como estableció el INS en su informe técnico. Jamás se adquirió la lavadora de placas de 96 pozos, necesario para el procesamiento de muestras.

Ese mismo equipo médico tampoco se compró en el laboratorio de Madre de Dios, menos centrífugas para tubos ni equipo automatizado de extracción de ARN/ADN. El personal allí solo se equipó con el 50% del total de micropipetas de diversas medidas y tubos de propileno que se recomendó.

Pero la falta de voluntad no solo es exclusiva de los laboratorios regionales.

De enero a febrero de este año, La Unidad de Inteligencia Sanitaria de la Red Asistencial Loreto reportó 398 casos de dengue con signos de alarma en esa región. Aparte, existen 13 casos graves que requerían ventilación mecánica por desarrollar insuficiencia respiratoria aguda.

Para ellos solo había cuatro respiradores volumétricos operativos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital III de Iquitos (EsSalud), los cuales, se asegura, serían insuficientes en casos de un rebrote más agresivo de la enfermedad.

La Red Asistencial Loreto hizo una primera solicitud de compra de ventiladores, el 15 de enero, sin respuesta. Casi un mes después solicitó a la Central de Abastecimiento de Bienes Estratégicos la adquisición de cuatro equipos (dos para neonatos y dos para adultos), sin resultados. Ante la emergencia, tuvieron que pedir uno neonatal al hospital César Garay García (Minsa) solo por tres días.

Y encima de todo, para rematar a esta región, tienen al nuevo coronavirus en complicidad con la desidia y la falta de eficacia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí