Luis Araujo: “Estuve 3 días sin alimentos ni agua. Fue una tortura”

Joven dijo que fue detenido por policías del grupo terna. Abogada considera que configuraría el delito de secuestro y tortura.

Lima, Perú.- La tarde noche del sábado 14 de noviembre, Luis Fernando Araujo Enríquez participaba en la marcha contra el gobierno de facto de Manuel Merino. A esa misma hora, Rosita, su novia, esperaba su regreso sin contratiempos y Raquel, su madre, tenía un mal presentimiento.

Según cuenta Luis, esa noche, cuatro sujetos lo agarraron y lo obligaron a subir a un auto. Así comenzaba para el joven deportista de 24 años uno de los episodios más duros de su vida. Se volvió un desaparecido.
 

Casi tres días después, la tarde del martes último, mientras el congresista Francisco Sagasti juraba como presidente, fue liberado ante la presión.

De inmediato, la propia Policía y el Ministerio Público anunciaron una prolija investigación para determinar si algunos miembros de esa Unidad de Inteligencia Táctica Operativa Urbana (Terna) cometieron delito de secuestro y torturas. Eso era lo que denunció.
 

“Para mí es un secuestro. Me detuvieron cerca de la plaza San Martín”, dijo el manifestante.

Relato del secuestro

“Eran cuatro sujetos a pie y otros dos estaban en el auto donde me subieron. Yo les dije que me lleven a una comisaría, pero no me hicieron caso y me llevaron a una casa. Era un lugar cerrado. Me dieron de bofetadas como queriendo demostrar autoridad”, recuerda Luis.
 

Luego agrega: “La memoria no cicatriza jamás. Estuve tres días en una casa donde había otra persona, sin alimentos, sin agua. Tenía los ojos vendados. En un momento me pareció escuchar por la radio a mi mamá pidiendo apoyo para buscarme, pero me humillaron y me encañonaron”.

El martes último, le indicaron que era demasiado el interés que estaba concitando su caso. “Te están buscando”, le dijeron, y lo subieron a un auto. Minutos después lo dejaron en la avenida Aviación. Caminó desorientado hasta el hospital Dos de Mayo, donde una persona le prestó su celular y se comunicó con su mamá.

“Sí, es una tortura”

La abogada del IDL, Rocío Meza, consideró que este joven es una presunta víctima de secuestro y tortura por parte de los que lo detuvieron, pero aclaró que deben acabar las investigaciones del caso en la Fiscalía para poder denunciar a los agresores.
 

“Luis Fernando ha manifestado que al momento que lo detienen le mostraron sus ‘chapas’ con un distintivo policial y se lo llevaron”, dijo la letrada. Explicó también que, en conjunto, considerando que estuvo encerrado sin agua ni alimentos, todos los maltratos podrían configurar tortura.

Entre tanto, la Policía dispuso que “la División Especializada de la PNP en coordinación con la Fiscalía realice una investigación para determinar las circunstancias de los hechos”. Habrá pesquisas administrativas.

El Ministerio Público informó, por su parte, que la fiscal adjunta provincial Mirela Coronel Molero, de la Tercera Fiscalía Penal Supraprovincial de Lima, ha asumido el caso.

Finalmente, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos pidió la desactivación inmediata del Grupo Terna.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí